Buscamos el mejor centro de planchado

Un centro de planchado es un aparato muy práctico que nos ayudará a conseguir unos resultados revolucionarios, en el mínimo tiempo posible. Dile adiós a esas arrugas que tienen las prendas que en ocasiones parecen muy complicadas de eliminar.
Si quieres comprar centros de planchado, pero no sabes en lo que te debes de basar para hacerlo, tan solo deberías echar un vistazo a la guía que te hemos preparado a continuación.

[content-egg module=Amazon template=list]

 

Selección de los ocho mejores centros de planchado

 

Centro de planchado modelo Rowenta DG8961

Centro de Planchado Rowenta-DG8961

Ver Precio

Inauguramos la lista con este revolucionario modelo, pensado para convertirse en el aliado perfecto para combatir las arrugas.
Funciona con una tecnología muy silenciosa; en el momento en el que lo conectemos, a nivel de ruido será prácticamente imperceptible.
Para lograr el resultado de planchado perfecto, cuenta con una función de vapor a presión, capaz de emitirlo a 420 gr / minuto a 6,5 bares.

Su capacidad de depósito llega a los 1,4L, un valor que te garantizará que no tendrás que estar rellenándolo una y otra vez; es capaz de aguantar a la perfección hasta que termines todo el proceso de planchado, y si tienes que rellenarlo su sistema de autonomía ilimitada te permitirá no perder ni un segundo.

Se puede usar como plancha vertical, incentivando siempre la máxima comodidad de cara al usuario.
Una de las claves que aseguran su éxito en el mercado es que dispone de una función ECO, minimizando el consumo hasta en un 20%, en comparación con lo que gasta con el modo normal.

La suela se adapta a la perfección a la zona que está tratando. Es una suela “Microsteam 400 profile láser”, diseñada con hasta 400 mini-hendiduras que le ayudará a difundir el calor de una forma completamente distribuida, consiguiendo que el valor sea impregnado hasta en las prendas más complejas de planchar. Esta suela también evitará las rayaduras que pueden producirse en los modelos de baja calidad.
Con tan solo echar un vistazo a las opiniones de este centro de planchado, nos terminaremos de convencer porque es una buena compra.


Centro de planchado Philips GC8650

Centro-de-Planchado philips-gc8650

Ver Precio

Con un estilo propio elegante, y con unas prestaciones muy avanzadas, arrasa en el mercado este centro de planchado de Philips, con una gran cantidad de opiniones positivas a sus espaldas.

¿Qué tiene de especial? Su rasgo identificativo es la tecnología OptimalTemp, logrando ajustarse a la perfección a cualquier tipo de prenda, incluso hasta a las más delicadas de tratar. En el momento en el que dejemos la plancha sin usar, esta se bloqueará, minimizando el riesgo de cualquier accidente.

Su motor es muy silencioso, ni te darás cuenta de cuando la máquina está activada.
Su depósito tiene gran capacidad, alcanzando los 2,5L. Además, tiene un filtro antical para contrarrestar la cal contenida en el agua, y hasta de un sensor especial que nos indicará cuando tenemos que limpiar el mismo.

Tiene una potencia asociada de 2400W, un valor de vapor continuo de 120 gr/minuto y se calienta de forma muy sencilla, evitando que perdamos el tiempo.


Centro de planchado Bosch Sensixx DS38

Bosch Sensixx DS38 Vario Comfort9

Ver Precio

Uno de los centros de planchado más avanzados y seguramente el modelo más completo del fabricante alemán. Todos los elementos de seguridad junto con unas magníficas prestaciones. Suela cerámica de máxima calidad,  sistema refilling y 6,5 bares para un triple golpe de vapor de 400 gramos minuto.

Sistema antibrillos para prendas oscuras, descalcificación avanzada y 8 programas optimizados para cada tipo de tejido.

El mejor modelo de Bosch a día de hoy. Échale un vistazo.


Centro de planchado Tefal GV7630

Centro-de-planchado-Tefal-GV7630-EasyControl

Ver Precio

Cambiamos de marca y ahora te traemos uno de los mejores centros de planchado Tefal que existen en estos momentos en el mercado.
La marca le ha equipado con una potente presión que llega a los 5,1 bares, con 120 gr / minuto de vapor continuo.

Una de sus claves que lo hacen tan popular es que se calienta en muy poco tiempo, calcula que en unos 2 minutos, el centro de planchado estará listo para poder cumplir con su función.
Tiene un diseño compacto, y su plancha pesa algo menos de 1kg.
El motor funciona con tecnología Eco Setting, sistema que potenciará el ahorro, tanto de electricidad, cómo de agua.

Dispone también de la última tecnología Easy Control Eco, con la que el propio centro de planchado regulará la temperatura y el vapor en función del tejido. De esta manera minimiza el riesgo de que se produzca una quemadura o problemas relacionados.


Centro de planchado Rowenta 8520

Centro-de-planchado-Rowenta-GC8520

Ver Precio

El siguiente modelo de centro de planchado, también de la marca Rowenta, tiene todo lo necesario para llegar a tu casa, rellenar el depósito y ponerte a planchar en tan solo cuestión de minutos.

Es un modelo más básico de Rowenta pero el mejor en relación calidad/precio.  Por ejemplo no dispone de golpe de vapor, pero tiene toda la calidad de los modelos más top de la marca.

A nivel interno, este centro de planchado dispone de un indicador de vapor que te informará del momento en el que esté preparado para lanzar el vapor. Te aseguramos que el tiempo de espera nunca será mayor de los 2 minutos.

Cuenta con función ECO, siendo perfecta para conseguir el máximo ahorro de energía, incluso aunque el aparato funcione a una potencia máxima.
Su suela, al igual que el modelo anterior, se ha fabricado con tecnología MicroSteam inox, con 400 agujeros que ayudarán a lograr el mejor resultado en cuanto a planchado se refiere.

Logra un valor de emisión de vapor de 120 gr / min, algo menos potente que el modelo anterior, pero igualmente eficaz. En el momento en el que utilices este centro de planchado para tu ropa, te darás cuenta de que la dejará prácticamente como si fuera nueva.

Por último, pero no menos importante, debes saber que también dispone de una varilla anti cal, diseñada para absorber la cal y la suciedad que pueda contener el agua, evitando que pueda llegar a deteriorar el mecanismo interno, así como arruinar el resultado del planchado.


Centro de planchado Rowenta Compact Steam

Centro de Planchado Rowenta-Dg7511

Ver Precio

Si quieres comprar un centro de planchado Rowenta, pero los anteriores modelos no te han terminado de convencer por tener unas dimensiones algo elevadas, deberías echarte un vistazo a esta opción.

Trabaja con la suela Microsteam 400 inoxidable, con 400 micro-agujeros para conseguir la mejor difusión posible del vapor. Se ha fabricado en material inoxidable y tratamiento de dureza, por lo que sabemos que su resistencia al paso del tiempo es máxima.
Trabaja con una potencia de 2000W, con 5 bares de presión y emite un caudal de vapor continuo de 100 gr / minuto.

Este centro de planchado ha sido diseñado tanto para usarlo en todo tipo de prendas, hasta en ropa muy suave, sin temor a que esta se pueda llegar a estropear.
Cuenta con una capacidad de depósito de 1,2L, mucho más amplia que la gran mayoría de los modelos de su segmento de precio.
También tiene función “ECO” mediante la que se puede ahorrar hasta un 20% de energía.

La que sin duda es la función clave de este centro de planchado es que dispone de un regulador para controlar si está encendido o no, minimizando el riesgo de accidente cuando la dejes de usar o ante descuidos.
Suele estar disponible por un precio bastante contenido en relación a sus prestaciones.


Centro de planchado Rowenta DG8560

Centro de Planchado Rowenta-DG8560

Ver Precio

Llegando a casi el final de esta completa comparativa de los mejores centros de planchado 2017, nos encontramos nuevamente con una nueva propuesta de Rowenta, con diferentes prestaciones que la convierten en algo único.

Tiene una capacidad de 1,4L que, incluso, nos da la posibilidad de llenarla mientras estamos usando el aparato.
Su suela es muy especial: puede emitir un golpe de calor variable a un nivel de 120 gr / minuto y un golpe de vapor máximo de 240 gr / minuto. Por esta razón, se puede adaptar tanto a prendas delicadas que no requieren de mucho tratamiento, hasta aquellas más complicadas que necesitan un trabajo más complejo.


Centro de planchado Polti Vaporella Forever 625

Polti Vaporella Forever 625 Pro

Ver Precio

Un centro de planchado profesional que seguro que te convence.
El primer dato que nos llama la atención es su potencia, llegando a los 2150W con 5 bares de presión.

El depósito de agua, de gran capacidad, es transparente, por lo que podemos ver el nivel en todo momento, para tener claro cuando hay que rellenarlo.
También dispone de un sensor que detectará cuando no esté usándose, apagándose de forma automática para ahorrar energía y prevenir quemaduras.

La suela del centro de planchado ha sido confeccionada en material aluminio de la más alta calidad, por lo que está preparado para poder aguantar a la perfección el paso del tiempo sin problemas.
Lleva función ECO, minimizando el consumo que requiere para funcionar.


Consideraciones a tener en cuenta a la hora de comprar un centro de planchado

Características a considerar

Es crucial que elijamos un modelo que se adapte a nuestras especificaciones, que cubre las necesidades de planchado que podamos tener en el hogar. Y es que existen diferencias más que importantes entre, o bien comprar una plancha eléctrica tradicional, o bien entre apostar por una que tenga función de emisor de vapor.

Un centro de planchado nos ayuda a lograr un buen planchado, sin tener que complicarnos durante el proceso.
Una de sus características clave que deben de ser tenidas en cuenta el caudal de emisión de vapor que el aparato puede expulsar a través de la superficie. Esta cantidad de vapor se mide en gr/minuto, valor que encontraremos fácilmente en la ficha técnica de cualquier centro de planchado.

Para evitar tener que estar recargando el depósito una y otra vez, otro dato que debe de ser sopesado es la capacidad del mismo. Lógicamente, a mayor capacidad, mayor autonomía, pero también es cierto que podría llegar a elevar las dimensiones del aparato de una forma considerable.
Estos son el resto de criterios que se tienen que estudiar antes de hacer la compra:

Coste del centro de planchado

Al existir tantos modelos diferentes de centros de planchado, cada uno puede tener asociado un coste diferente. Los más económicos los podemos encontrar por debajo de los 100€; sin embargo, estos se nos pueden quedar algo cortos dependiendo del uso que les vayamos a dar, por lo que existen algunos modelos de mayor calidad, más completos, con unos precios que oscilan entre los 100 y los 200€.
Para evitar pagar más por algo que no vayas a usar, analiza sus prestaciones de forma detenida.

Potencia

La potencia es un dato muy importante que se mide en vatios. A mayor potencia, mayor rango de temperaturas alcanzará, menos tiempo tardará el aparato en estar listo y, además, logrará una mejor difusión del vapor a través de su función de vapor mediante chorro a presión.
Para un uso ocasional, el centro de planchado puede tener una potencia de entre los 1200-1400W que será más que suficiente. Sin embargo, si necesitamos algo que sea un poco más avanzado, entonces nos deberíamos de ir a los 2400W o quizá un poco más.

Presión del aparato

La presión es un criterio que se mide en bares y que hace referencia a la cantidad de emisión de vapor que puede emitir el centro de planchado, medido en un determinado tiempo (por lo general se tiene como referencia un minuto).
Generalmente, cuando mayor sea la presión, más rápidamente podremos planchar la ropa, acabando con hasta las arrugas más complejas de tratar.
Ahora que ya conoces todos estos criterios de compra, vamos a analizar algunos de los mejores modelos de centros de planchado, los más valorados del momento.

 

Centro de planchado: funcionamiento

Un centro de planchado es uno de esos aparatos que, desde el momento en el que lo pruebes, no vas a poder dejar de usarlo. La principal diferencia en comparación con una plancha tradicional es la superficie que puede abarcar.
Cuentan con un depósito interno con una capacidad más o menos elevada. Este depósito se interconecta con el aparato mediante una manguera especial, consiguiendo que el agua que circula por la misma se eleve a altas temperaturas, y que esté lista para ser emitida en forma de vapor.

Este vapor será emitido en la prenda, filtrándose entre el tejido para lograr alisar las arrugas. Suelen llevar un modo de golpe de calor, pensado para emitir una mayor cantidad de calor en un determinado intervalo de tiempo, ideal para tratar algunas zonas más complicadas.
Dependiendo del modelo, podemos planchar tanto de forma horizontal, como vertical, de la forma en que más cómodo nos parezca.

Lo único que tendremos que hacer es asegurarnos de que nos vamos a poder mover sin que nos perjudique el cable, y de que el depósito tenga la suficiente cantidad de agua para funcionar (rellenándolo si hiciera falta).
Una vez que lo empieces a usar, descubrirás todas las ventas del centro de planchado y ya no querrás planchar de otra manera.

 

¿Qué es un centro de planchado y cuáles son sus partes fundamentales?

Un centro de planchado es un poderoso equipo pensado para planchar la ropa de manera fácil, cómoda y en muy poco tiempo. Se diferencian de las planchas tradicionales es su versatilidad, así como en el tratamiento que hacen de la ropa; un centro de planchado es capaz de acabar con hasta las arrugas más complejas, pudiendo ser una buena opción para utilizarlo a nivel particular, o bien a nivel profesional, para una tintorería o algún tipo de negocio relacionado.
Lo centros de planchado están compuestos de los siguientes elementos:

Depósito

Cuentan con un depósito que se debe de llenar de agua para que el aparato sea capaz de emitir vapor. El vapor, por su parte, tiene la habilidad de impregnarse en el tejido de la ropa, logrando alisar las arrugas.

Dependiendo del modelo en cuestión, el depósito puede ser más o menos amplio; la capacidad del mismo se mide en litros, pudiendo encontrar los de capacidad pequeña (menor de 1L), capacidad medida (de entre 1-1,3L), y los de capacidad amplia (de a partir de los 1,4L, incluso algunos pueden llegar a pasar los 2L, siendo modelos pensados más bien para darles un uso claramente profesional.

En algunos modelos el depósito se puede extraer, esta es una función clave que nos ayudará a rellenarlo, incluso aunque el aparato esté en marcha (considerados como aparatos de autonomía ilimitada), además de facilitar su limpieza.

También es importante que el depósito disponga de un filtro antical, elemento que le ayudará a acabar con la cal del agua, evitando que pueda estropear el aparato, así como afectar de alguna manera inadecuada a la calidad del planchado final. Este filtro debe de ser fácil de mantener; debería de poder limpiarse únicamente pasándolo debajo del agua.

Plancha

El depósito se conectará con una manguera a la plancha, soporte por el que circulará el calor.
Aunque las planchas puedan parecerse a las tradicionales de toda la vida, lo cierto es que son mucho más completas, además de altamente ligeras.
Podemos encontrar algunos modelos de centros de planchado que disponen de un dial para que podamos elegir diferentes programas de planchado ya establecido, así como ciertos indicadores que alerten de cuando la función de vapor ya está disponible, de cuando habrá llegado el momento de rellenar el depósito de agua.
Por lo general, podemos establecer que las planchas son de mayor calidad, y de menor peso, lo que nos ayudará a conseguir una buena experiencia en el planchado, además de unos resultados más que interesantes.

Pros y contras de comprar un centro de planchado

Ventajas

Peso: Cómo ya hemos comentado a lo largo de las líneas anteriores, una de sus características clave es el peso. En un centro de planchado, el peso se concentrará en el depósito, y no en la plancha en cuestión. Esta es una característica básica, ya que nos permitirá utilizar el aparato con la mínima molestia asociada, además de evitar que se nos pueda llegar a cansar la mano.
En la ficha técnica de cada centro de planchado podremos descubrir el peso de cada modelo, aunque suelen ser inferiores a los 5kg. Es importante tener en cuenta que este peso no incluye el depósito lleno.

Suela: Esta segunda ventaja también se considera revolucionaria. Suelen estar fabricadas con un tipo de suela de calidad, de acero inoxidable, logrando una buena resistencia al paso del tiempo, y estando protegida ante el vapor del agua, evitando que su estructura se pueda llegar a corroer.
La gran mayoría de las suelas se fabrican con un sistema de 400 micro-hendiduras, pensadas para lograr una buena distribución del calor a lo largo de toda la prenda, evitando que algunas zonas tengan mayor temperatura que otra.

El diseño de la suela también es mucho más avanzado; habrá sido más perfilado para poder trabajar áreas muy arrugadas, con ciertos elementos que dificultarán su avance. Además, se fabrican con un tipo de tecnología que minimiza la fricción con la prenda en cuestión, potenciando su practicidad.
Cómo estamos hablando de un aparato que está diseñado para ser usado mucho tiempo, la suela se fabrica con una superficie antirayaduras, evitando los arañazos en la superficie del aparato.

Rapidez: Si las características anteriores te han llamado la atención, esta te terminará de convencer de porque necesitas si o si hacerte con un buen centro de planchado. Al conseguir una buena potencia de vapor, y al tener una plancha tan ligera que se puede usar de forma cómoda, lograremos planchar toda la colada en el mínimo tiempo posible, y sin cansarnos mucho.
La gran mayoría de las personas piensan que realmente no existe mucha diferencia entre un centro de planchado y una plancha tradicional, más que el hecho de que los primeros tratan grandes volúmenes de ropa y las otras no. Sin embargo, en el momento en el que probemos los centros, te aseguramos que no vas a volver a las planchas.

Programas preestablecidos: Cuando tenemos que planchar una determinada prenda de ropa, nos encontraremos con toda una serie de materiales que deben de ser tratados de una forma especial. Y es que no plancharemos de la misma manera esa camiseta de seda que tanto dinero nos ha costado, que ese pantalón vaquero tan duro y que tan arrugado sale de la secadora, un jersey, nuestra ropa interior…
Con las planchas de toda la vida tenemos un problema: y es que bien somos expertos/as en conocer los diferentes materiales y la mejor manera de plancharlos, o bien podemos terminar por hacer un estropicio importante.

Por fortuna, algunos centros de planchado, los más avanzados, disponen de modos predefinidos entre los que puede interactuar el usuario. De esta manera, tan solo tendrá que elegir el modo en base a la prenda que se vaya a tratar; el aparato se encargará de poder regular tanto la temperatura como la presión, evitando que el tejido se pueda estropear.
Es decir que si quieres comprar un centro de planchado, evalúa el tipo de ropa que normalmente sueles vestir, e intenta elegir un modelo que tenga modos especiales para poder tratarlo.

Alta potencia de emisión de vapor: Probablemente la ventaja más importante del centro de planchado, la que verdaderamente la diferencia de la plancha. Aunque si bien es cierto que hay algunas planchas que tienen un valor de emisión de vapor interesantes, nada tienen que hacer frente a un centro de planchado.
Estos últimos tienen una potencia asociada que puedes oscilar entre los 2000-3000W.
En la ficha de producto de cada modelo se indicará el valor de emisión de vapor continuo, además del asociado a “golpes de calor”; es decir, emisiones más potentes de vapor para un tratamiento más exhaustivo de la prenda.

Función Ahorro (“Eco”): Ahora nos lo pensamos dos veces a la hora de conectar cualquier nuevo aparato al tendido eléctrico. Y es que en tan solo 10 años estamos pagando más del doble en la factura de la luz, por lo que no es algo que se nos pueda olvidar.
Afortunadamente, estos aparatos son diseñados para conseguir el mejor resultado en cuanto a planchado se refiere, pero consumiendo lo mínimo posible al mismo tiempo.
Ahora bien, algunas marcas apuestan por incorporar a sus modelos lo que se conoce como “función ECO”. Los expertos han concluido que esta función verdaderamente ayuda con el ahorro de energía, concretamente entre un 25 y un 40% en comparación con lo que consume sin activar la opción, o con el consumo de otros modelos.
Eso si, conviene tener en cuenta que, para minimizar el consumo, el aparato emitirá un nivel de vapor que no será tan intensivo, por lo que esto no es siempre adecuad para tratar según qué prendas.
Sistemas completamente seguros: Muchas personas tiemblan literalmente cuando escuchan hablar de la plancha. Probablemente, a lo largo de sus vidas se han tenido que contentar con los modelos arcaicos que poca seguridad ofrecían. Ahora las cosas han cambiado, pudiendo encontrar planchas que minimizarán los riesgos, evitando quemaduras e, incluso, hasta incendios.

Los centros de planchado son mucho más seguros que las planchas.
Algunos modelos disponen de una función que detectará cuando el aparato lleva cierto tiempo sin usarse, desconectándose de forma automática. Esto contribuye a evitar accidentes, además de a minimizar el consumo asociado al uso.
También encontramos algunos modelos que disponen de una superficie antiadherente, permitiendo que el centro y la plancha se mantengan siempre en la posición adecuada, evitando que se nos pueda caer.
Mínimo mantenimiento: Cómo es un aparato que impacta nada más verlo, al ser claramente más grande que una plancha, podemos llegar a pensar que su mantenimiento va a ser muy exigente… pero nada más lejos. El único mantenimiento que conlleva es que tendremos que estar rellenando el depósito de agua en el momento en el que se acabe (cómo ya hemos visto anteriormente, cuanto más grande sea el depósito, menos veces habrá que rellenarlo durante el planchado).
Además, también habrá que estar limpiando el depósito y la varilla antical (en el caso de que la lleve).
Después de cara uso deberíamos de limpiar su estructura, así como la suela de la plancha.
Variedad de marcas: Existen muchos fabricantes especializados en la fabricación de este tipo de aparato, y esto es una ventaja porque tendremos variedad en dónde elegir. Si tenemos alguna duda sobre que tipo de centro de planchado es el que necesitamos, siempre puedes decantarte por marcas reconocidas, como puede ser Bosch, Rowenta o Tefal.
Estas marcas actualizan su catálogo de forma continua, añadiendo nuevas funciones y prestaciones para adaptarse al tipo de planchado que busca el cliente. Además, también integran programas que han sido diseñados para diferentes prendas y tejidos, pero siempre incentivando la máxima comodidad y seguridad.
Entre estas marcas podemos encontrar modelos más bien pensados para usarlos en el hogar, para familias grandes, o bien para un uso industrial, dónde enfrentarnos con grandes volúmenes de ropa es algo habitual.
Entre la gama de centros de planchado de las principales marcas, podemos encontrar precios que oscilarán entre los 150-20€ más o menos.
Si apuestas por una marca, podrás tramitar su garantía si existe algún defecto de fabricación, si el aparato no funciona como debería, o si tiene cualquier problema. La marca te ofrecerá una rápida respuesta.

Desventajas

También vamos a analizar algunas de sus desventajas, aunque no son puntos en contra como tales ya que se compensarán con otros factores.

Si se les puede poner alguna pega, podemos decir que tienen un tiempo de calentamiento algo elevado; por definición, un centro de planchado va a tardar algo más de tiempo en estar preparado para empezar a funcionar. Pero claro, esto tiene su sentido ya que la temperatura que alcanzan será mucho mayor. Dependiendo del modelo que elijamos, este tipo de preparación suele oscilar entre los 2-5 minutos. Lo cierto es que el tiempo es mínimo por lo que, a la hora de la verdad, no supone otra molestia. Conviene recordar que si la plancha fuera capaz de llegar a la misma temperatura, también necesitaría de ese tiempo de calentamiento. En este punto es importante comprar un modelo que disponga de un sensor que nos avise de cuando el dispositivo esté listo para funcionar, cuando haya alcanzado la temperatura adecuada.

A nadie le sorprende que el tamaño de un centro de planchado sea superior al de una plancha, aunque esto es una verdad a medias. Cómo hemos visto en el apartado de las “partes de un centro de planchado”, estos aparatos están compuestos por el depósito y por la propia plancha. La plancha suele ser más ligera que una tradicional, ya que no necesitan un depósito interno, por lo que resulta más cómoda. Ahora bien, en el caso de nos vayamos a ir de viaje, y nos queramos llevar el centro de planchado, necesitaremos de bastante espacio.

Y, finalmente, tendremos que estudiar también el precio del centro de planchado. Lógicamente, debido a todas las funciones que tiene, el coste tiene que ser claramente superior. Mientras que las planchas simples las podemos empezar a encontrar en el mercado a partir de los 20€ más o menos, raramente encontraremos un centro de planchado que cueste menos de 60-70€. Igualmente no deberías de considerarlo como un gasto, si no más bien como una inversión. Cuando veas lo bien que te deja la ropa, además de lo mucho que estás ahorrando en tiempo, seguro que concluyes que ha valido la pena hacer el pago.

Conclusión: ¿Me merece la pena comprar un centro de planchado?

Los centros de planchado están más bien pensados para aquellas personas que tienen que planchar un volumen de ropa más que considerable, y que necesitan optimizar el tiempo apoyándose en una herramienta que realmente se ajuste a sus necesidades.
También están recomendados para personas que tienen que planchar tejidos más delicados, y que requieren de un trato algo más cuidadoso.
Son una buena opción, incluso para personas que no sepan cómo planchar, ya que son tan prácticos que no tardaremos en aprender.
Con toda esta información, estás preparado para comprar (o no), un centro de planchado.